Me lo dices como jefe o como amigo

Publicado el Por admin
Me lo dices como jefe o como amigo

Tlacua y cuache huevos con tocino

Es más fácil estar de acuerdo que en desacuerdo. Pero podemos aprender mucho de las conversaciones en las que no coincidimos en nuestros puntos de vista, siempre que seamos capaces de escuchar y hablar de manera racional.Por desgracia, la mayoría o bien no nos atrevemos a mostrar nuestro desacuerdo o bien perdemos los papeles cuando las cosas no van como nos gusta. Estos 5 consejos pueden ayudarte a mantener los desacuerdos de una manera constructiva, tanto si estás hablando con tus padres, un amigo o cualquier otra persona:Por supuesto, el respeto no sólo debe tenerse en cuenta en las conversaciones difíciles. Ser amable y considerado con los miembros de tu familia, profesores o consejeros escolares en las actividades cotidianas nos ayudará (¡a los padres incluidos!) a sentar las bases para los momentos en que podamos no estar de acuerdo.Revisado: D’Arcy Lyness, PhD Fecha de revisión: febrero de 2015

los compadres huevos

Esta es probablemente la frase que más le gusta escuchar a los jefes y demuestra que usted es un buen colaborador dispuesto a poner el hombro incluso en tareas ajenas a sus funciones específicas. (Lo contrario sería, «ese no es mi trabajo»).
Decirle a su jefe que usted está interesado en temas fuera de su área de especialización es una gran manera de mostrar su determinación por ascender en la empresa o en su carrera. Esta frase demuestra ambición e incluso una comprensión de sus propios defectos, lo cual es interesante cuando está dispuesto a hacerles frente.
Esto es algo que probablemente no decimos con suficiente regularidad. Incluso si usted no ama todo lo relacionado con su trabajo, es probable que pueda escoger un par de cosas que podría mencionarle a su jefe. ¿A quién no le gustan los trabajadores entusiastas?
Las soluciones son poderosas. Si va donde su jefe y le dice: «Aquí está el problema. Podemos hacer X, Y, y Z para resolverlo, y creo que deberíamos hacer Z porque…» usted está demostrando iniciativa y pensamiento creativo. Incluso si su jefe prefiere otra solución, él estará impresionado de que haya pensado en ella en lugar de solo traerle el problema.

los huevos poetas

Aunque la forma de comportarte es el mejor referente para tus empleados, tus palabras también lo son. Y existen ciertas frases que nunca debes usar al comunicarte con tu equipo, independientemente de cuál sea tu humor o la situación:
Cuando un miembro de tu equipo te explica que llegó tarde por ‘x’, no terminó el trabajo por ‘y’ o no alcanzó las metas por ‘z’, nunca digas esta expresión. No se trata de que «cobijes» a los empleados que sólo presentan excusas, sino de que seas empático y trates de entender la situación. Además, debes asegurarte que efectivamente no sea tu problema, lo que significa que una de tus responsabilidades es proveer todas las herramientas, recursos e incentivos que permitan que el trabajo se realice.
Nuevamente el jefe que se siente superior y habla sobre salarios para recordarlo. Y lo peor: es el jefe que desmotiva la innovación y el crecimiento de la empresa. Por el contrario, haz que buena parte de las descripciones de puestos incluyan un componente creativo e innovador.

vamos a comer huevos con tocino

Prestar dinero suele ser una buena acción que se vuelve una situación penosa; sobre todo si se trata de cobrar dinero prestado a un amigo o personas cercanas; es por ello que debes tener claro a quién prestarle y a quién no.
No tengas miedo de cobrar. ¿Por qué debería de darte pena o incluso miedo cobrar? Sí, es difícil, pero no imposible. Sí, tal vez algunos lo vean mal o sientas “feo”, pero lo cierto es que lo justo es cobrar y que te cumplan si te prometieron el pago. Recuerda y recuérdale (de nuevo, de forma sutil y sin ofender) que confiaste en él, que ese dinero no te cayó del cielo y que tienes compromisos que cumplir.
Sé flexible. Tampoco se trata de convertirse en un verdugo de las finanzas. Si tu pariente o amigo está muy estresado y atorado y ya pasaron varios días después de la fecha de pago, sé flexible. Platiquen y establezcan un nuevo plazo y condiciones; incluso pueden llegar a un acuerdo y lograr que te pague de a poco.
Explica tu sentir o  inquietud. Puedes llegarle a tu deudor por el lado “sentimental”, diciéndole lo mal e incómodo que es tener que cobrarle. También puedes decirle que estás necesitando dinero, o de plano lo decepcionado que te sientes ante su falta de compromiso. Si es tu amigo o familiar seguramente lo conoces y sabes cómo llegarle al sentimiento. Es probable que si te está aplazando el pago a su conveniencia, logres hacerlo sentir mal y eso lo motive a pagarte más rápido.

Me lo dices como jefe o como amigo on line

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad