Sueño de una tarde dominical en la alameda central ficha tecnica

Publicado el Por admin
Sueño de una tarde dominical en la alameda central ficha tecnica

Dream of a sunday afternoon in alameda parkmural by diego rivera

Entre 1933 y 1946 se construyó el Hotel del Prado, uno de los ejemplos más impresionantes de la arquitectura contempóranea mexicana. Carlos Obregón Santacilia fue el encargado de realizar este edificio, por el cual obtuvo el Premio de la Exposición de Arquitectura en Estocolmo, Suecia y el Premio Nacional de Arquitectura.
Durante los sismos ocurridos en septiembre de 1985 en la ciudad de México, el Hotel del Prado quedó casi destruido; el restaurante que albergó inicialmente al mural de Rivera estaba completamente en ruinas, pero el mural, ahora en el vestíbulo, se pudo rescatar. El mural de Diego Rivera tenía que ser desplazado, así que se eligió el predio que servía como estacionamiento del Hotel Regis, en las calles de Balderas y Colón para su nueva ubicación.
El 14 de diciembre de 1986 se procedió a realizar el traslado de la monumental pieza. La operación, coordinada por la Secretaria de Obras y Servicios del DDF y la Comisión de Vialidad y Transporte Urbano, duró alrededor de 12 horas y requirió el esfuerzo de más de 300 trabajadores.

la camara del arte

Restaurant of the Hotel Del Prado, which was located across the street. When the hotel was rendered uninhabitable in the 1985 Mexico City earthquake and condemned for demolition, the mural was restored and moved to its own museum.[1]
The central focus of the mural is on a display of bourgeois complacency and values shortly before the Mexican Revolution of 1910. Elegantly dressed upper-class figures promenade under the figure of the long ruling dictator Porfirio Díaz. An indigenous family is forced back by police batons and to the right flames and violence loom. To the far left, victims of the Inquisition, wearing the penitential sanbenito robes and the conical coroza hat, are consigned to the flames at an auto-da-fé. The center of the mural is dominated by the elegantly dressed skeleton La Calavera Catrina holding arms with the Mexican graphic artist who first conceived and drew her, José Guadalupe Posada in a black suit and cane. La Catrina wears a Feathered Serpent boa around her shoulders. On La Catrina’s right she is holding hands with a child version of Diego Rivera in short pants. Rivera’s wife Frida Kahlo is standing just behind and between him and La Catrina; Kahlo has her hand on Rivera’s shoulder and she is holding a yin-yang device. La Malinche and Posada are staring directly into each other’s eyes.[2]

self-portrait with thorn necklace and hummingbirdpainting by frida kahlo

Mucho antes de ser conocido por sus murales, su obra transitó por vanguardias artísticas como el cubismo y el postimpresionismo coincidiendo con Picasso, Mattise, Modigliani y otros artistas de la época.
No obstante, fue en 1921 cuando los ecos de la Revolución que abrían paso a un gobierno en busca de identidad nacional trajeron de vuelta al país a Diego Rivera, donde la gestión de la Secretaría de Educación a cargo de José Vasconcelos impulsó el muralismo mexicano y con él, catapultó su carrera como uno de los nombres más importantes en el arte nacional.
Uno de los murales más famosos de Diego Rivera se encuentra en las escaleras principales de Palacio Nacional. Esta ambiciosa obra con decenas de personajes iniciada en 1954, plasma la Historia de México desde la perspectiva del pintor y activista.
Cronológicamente, el fresco inicia a la derecha, en la época prehispánica, con escenas del modo de vida de los pueblos nahuas, pirámides y su cosmovisión. Posteriormente aparecen los conquistadores y el sometimiento de los pueblos originarios, la encomienda, el trabajo forzado y la evangelización.

autorretrato con collar de espinas

La figura central es La Catrina, con una estola de plumas que evoca a Quetzalcóatl, del brazo de José Guadalupe Posada y de la mano de Diego Rivera. Detrás de Diego, Frida Kahlo sostiene en su mano el símbolo del yin y yang mientras abraza maternalmente a Diego. A su derecha se ve el saludo entre Manuel Gutiérrez Nájera y José Martí, escritores de la época. Entre ellos, las figuras femeninas más notorias, que son la hija y esposa de Porfirio Díaz.
El sector izquierdo se ilustran la conquista, la época colonial, la independencia, la invasión norteamericana y la intervención europea, eventos en los que la Alameda Central tuvo una participación importante como escenario. Aparecen Hernán Cortés, fray Juan de Zumárraga, Sor Juana Inés de la Cruz, el Virrey Luis de Velasco y Castilla, el emperador Maximiliano con su esposa Carlota y Benito Juárez, entre otros.

Sueño de una tarde dominical en la alameda central ficha tecnica online

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad