Las tres gracias museo del prado

Publicado el Por admin
Las tres gracias museo del prado

El tres de mayo de 1808pintura de francisco goya

Las tres Gracias -Aglaea, Talía y Eufrosina- eran las hijas de Zeus y de la Oceánida, Eurínome, y significaban respectivamente el esplendor, la alegría y el buen humor. Aunque en lugar de centrarse en lo que encarnaban estas damas, Rubens se sintió más atraído por pintar sus voluptuosos cuerpos desnudos, apenas velados por una tela fina y endeble, algo así como una versión anterior del actual «vestido desnudo».

Las tres hermanas viven en el Monte Olimpo, donde entretienen a los dioses y diosas cantando y bailando. También actúan como asistentes de los dioses del amor Afrodita y Eros. A pesar (¿o más bien a causa?) de su estilo de vida pausado y de su papel complementario en el Olimpo, las Gracias son una fuente de inspiración popular para muchos artistas, representadas en varios tamaños y trajes por Antonio Canova y Lucas Cranach el Viejo.

En 1966, el cuadro fue uno de los muchos que fueron robados del Dulwich College, incluidos tres Rubenses y tres Rembrandts. Gracias a las huellas de barro dejadas por el ladrón, en sólo cuatro días, los funcionarios pudieron identificarlo como Michael Hall, conductor de ambulancias desempleado de 32 años, que tenía un historial de pequeños robos. Lo más probable es que Hall estuviera motivado por los 2,5 millones de libras (5,75 millones de dólares) que valían estos cuadros en aquel momento.

Las tres gracias renacentista o barroca

La mitología era uno de los temas favoritos de Rubens. Aquí, la ha utilizado como excusa para realizar un estudio completo del desnudo femenino. La fábula habla de las tres diosas griegas, Aglaea {agg-lie-a}, Eufrosyne {yufrossinny} y Thalia {the-lie-a}, que eran las personificaciones de la belleza. El pintor ha retratado a dos de sus esposas en este cuadro. Una de ellas, Isabel Brandt, ya había muerto. La otra era Elena Fourment. Como se puede ver, el ideal de belleza de Rubens era muy diferente de nuestros gustos actuales. Esto puede deberse a la influencia de Tiziano, o simplemente al gusto personal de Rubén. Las tres mujeres llevan velos transparentes que se pueden ver en sus cuadros anteriores, pero nunca antes con un aspecto tan natural. Sus cabezas están adornadas con joyas. Curiosamente, en muchos desnudos femeninos aparecen varios tipos de joyas: pulseras, collares y pendientes. Parece que les resultaba más difícil quitarse las joyas que la ropa…

Charites

La energía que irradian las tres Gracias -Aglaia, Eufrosina y Talía- es transmitida milagrosamente por Rubens en este famoso cuadro. Las tres Gracias eran devotas de Venus. Si no estaban cantando y bailando con Apolo y las musas, estaban sirviendo en el banquete de los dioses.

Entre los desnudos de tamaño natural que Rubens pintó durante los últimos años de su vida, Las Tres Gracias se considera un punto culminante. Hoy en día, este cuadro monumental es contemplado por innumerables espectadores en el Museo del Prado, aunque la obra se originó como un cuadro privado destinado únicamente a los ojos de Rubens. Durante siglos, este cuadro erótico estableció la férrea reputación de Rubens como pintor de mujeres. Como un Pigmalión moderno, Rubens dio vida a la mitología de la piedra. Pintó las numerosas historias antiguas en nuestra memoria colectiva. Ávido de conocimientos, Rubens absorbió las tradiciones visuales antiguas y contemporáneas. Por eso parece que ya hemos conocido la mayoría de las creaciones del último artista del Renacimiento. De hecho, incluso ahora, solemos imaginar a los antiguos dioses y diosas tal y como él los representó.

Lo más destacado del museo del prado

Este cuadro titulado Las Tres Gracias fue pintado entre 1630 y 1635, y es una composición al óleo sobre tabla de roble de Peter Paul Rubens.En la mitología griega Las Tres Gracias también se conocen como las Caritas, y eran un trío de diosas menores llamadas Aglaea, Talía y Eufrosina. En la mitología griega, las tres hermanas eran hijas de Zeus y de la oceánide Eurínome. El papel de las Gracias era difundir la buena voluntad, el placer y la alegría, por lo que eran invitadas a las fiestas, especialmente a los banquetes de los dioses. Para más información sobre las Tres Gracias, consulte este enlace – (el sitio web se abre en una nueva ventana)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad