La vida cotidiana del campo yla ciudad en mi entidad

Publicado el Por admin
La vida cotidiana del campo yla ciudad en mi entidad

De la vida en el campo y en la ciudad historia

1. Fomentar el diálogo grupal a partir de las preguntas: ¿cómo somos los mexicanos del presente?, ¿en qué somos diferentes las personas del campo y la ciudad?, ¿dónde crees que se viva mejor y por qué?
3. Luego pedir que compartan con el grupo su opinión sobre las imágenes, cuál de ellas les llamó más la atención y por qué; además, que digan si creen que esas personas vivían en el campo o la ciudad y por qué piensan así.
5. Leer en el LTG sobre el tema y después hacer un cuadro comparativo sobre los cambios y permanencias del campo y la ciudad durante este periodo. Por ejemplo, comparar en el cuadro las características del campo y la ciudad en el siglo XIX con los contenidos que se ven en esta lista:
Dialogar con el grupo sobre lo que los mexicanos de hoy hemos heredado de las personas de otros tiempos, en particular de quienes vivieron en la primer mitad del siglo XIX; así como de los cambios que han experimentado el campo y la ciudad desde entonces.
Mencionar la utilidad de los MED (Materiales educativos digitales) que utilizaron: ¿fueron atractivos y divertidos?, ¿complementan los contenidos del LTG?, ¿permiten el aprendizaje de la historia? Solicitar que argumenten sus respuestas.

cómo era la vida cotidiana de los indígenas en el campo

En las áreas rurales, la población vive en forma más o menos dispersa. La población dispersa reside en viviendas aisladas. Las construcciones más cercanas seguramente se encontrarán a cientos de metros o tal vez a mayor distancia.
La cantidad de habitantes mínima para considerar a una población como urbana varía de país en país y depende de las particularidades y de las decisiones que adopte cada Estado. Aun así, puede establecerse, para el conjunto de la población mundial, qué porcentaje de la población reside en espacios urbanos y qué porcentaje reside en espacios rurales

la vida cotidiana en la ciudad actividades económicas

• Los Olmecas fueron grandes escultores, sus esculturas se reconocen en los museos de Puebla: casi siempre son personajes gordos, con cabeza en forma de pera, nuca ancha, ojos rasgados, barbilla saliente, labios gruesos y boca semejante a la de un tigre,
EL COMERCIO Y SUS BENEFICIOS• Cholula y otras ciudades del Valle de Puebla desarrollaron importantes redes comerciales. Los mercados se parecían mucho a los que hoy conocemos. No se conocía el dinero, así que la compra y venta de productos, se realizaba por medio del TRUEQUE.
TEMPLOS Y RELIGIÓN• CHOLULA recibió mas tarde otra gran cantidad de migrantes, esta vez los TOLTECAS quienes expulsaron a los OLMECAS XICALANCAS• Cholula tuvo una gran actividad religiosa, se le conoció como una ciudad sagrada, pues hubo un templo dedicado al dios Quetzalcóatl
• Los TOLTECAS pensaban que los seres sobrenaturales, premiaban o castigaban a los humanos, así que pedían ayuda a los dioses para sus labores que realizaban, entre os dioses mas venerados estaban:• QUETZALCÓATL: dios creador y de la sabiduría• TLÁLOC: dios de la lluvia y de la fertilidad• CHALCHIUHTLICUE: diosa de los ríos y mares• HUEHUETÉOTL: dios del viento y fuego• CENTÉOTL: dios del maíz

la vida cotidiana en la ciudad

Las migraciones internas parecen ser un elemento permanente en la historia de Colombia. Con distintas expresiones y en diferentes épocas, la movilidad de la población aparece como una constante, que se evidencia principalmente en las ciudades, ya que estas son las receptoras de todos aquellos que buscan progreso, refugio o simplemente un nuevo horizonte.
Las diferentes etapas de desplazamientos en el país han hecho de la población, individuos que se adaptan al cambio conformando imaginarios híbridos y móviles. Como resultado, las calles de las ciudades de hoy, nos muestran a una población móvil. Estos actores urbanos se caracterizan por tener un imaginario sin lugar fijo, nómadas en busca de seguridad, que intervienen en la resignificación de los espacios y de las representaciones colectivas.
El objetivo de este artículo es interrogarnos sobre las consecuencias del desplazamiento forzado y de las migraciones internas en el imaginario colectivo, en un intento de analizar la cohesión social en la dinámica de la movilidad y la errancia como una forma de vida. Y finalmente, preguntarnos hasta qué punto los desplazados de la violencia son considerados como ciudadanos y de qué manera acceden a los derechos que esta categoría les garantiza.

La vida cotidiana del campo yla ciudad en mi entidad of the moment

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad