La lechera de burdeos comentario

Publicado el Por admin
La lechera de burdeos comentario

The third of may 1808

Obra realizada en Burdeos. Cuando Goya falleció la heredó Leocadia Zorrilla quien la vendió a Juan Bautista de Muguiro, buen amigo de Goya en Burdeos. Se conserva la carta que Leocadia escribió a Muguiro el 9 de diciembre de 1829, publicada íntegramente por Sánchez Cantón en 1947, en la que pone a su disposición este cuadro por un precio no inferior a una onza, tal como Goya le había indicado.
Estuvo en la familia Muguiro hasta que el sobrino nieto del comprador, Fermín de Muguiro y Beruete, III conde de Muguiro y de Alto Bacilés, la legó al Museo del Prado. Allí ingresó el 5 de diciembre de 1945.

fight with cudgels

Para llevar a cabo nuestro primer comentario de obra de arte utilizaremos el legado de Goya, os dejo a vuestra elección la obra. En mi caso comentaré una de las obras que más me gusta de Goya, la Lechera de Burdeos.
Pronto su fama le hará dar el salto y convertirse en pintor de Carlos IV. Realizará magníficos retratos de la familia real destacando el ” Retrato de la familia de Carlos IV”, una verdadera fotografía de los Borbones de la época.
Realizará retratos para la nobleza y las personalidades más influyentes del momento: los duques de Osuna, la duquesa de Alba, la marquesa de Chin Chón. Otro retrato de belleza y temática inusual será la Maja desnuda, seductora y provocativa. En los retratados se busca la profundidad en los rasgos con el fin de alumbrar la personalidad del protagonista.
Durante la Guerra de Independencia será testigo de excepción y plasmará a modo de crónica algunos momentos de gran intensidad, “Los fusilamientos del 3 de mayo” y “La carga de los mamelucos”. Estos acontecimientos ensombrecerán el ánimo del pintor que además comienza a perder audición a causa de una enfermedad. Los grabados de ” Los desastres de la guerra” son prueba del cambio que opera su pintura, tanto en expresión como en temática.

historia arte

En la obra total de La Lechera de Burdeos, se vería a una muchacha sobre una montura y aparecería rodeada por varios recipientes rebosantes de de leche, mientras atravesaba las calles de Burdeos, el cual seguía la tradición de las figuras de oficios y profesiones, que se inició en el arte europeo con los primeros ejemplos italianos de principios del siglo XVII.
Sin embargo, al estar recortado el cuadro inicial, hoy tan sólo contamos con este bello retrato, casi como si fuera un busto desde un punto de vista lateral, debido a que el fondo es solo pintura y no hay nada que la localice.  Tanto la composición de conjunto como la inclinación del cuerpo sugieren cierto grado de dinamismo de acuerdo con la probable concepción de una figura que marcha mediante un movimiento pausado.
Una de las muchas curiosidades de este lienzo es saber quién es la bella muchacha. Algunos autores avanzaron la posibilidad de que fuese Rosarito Weiss Zorrilla (hija de Leocadia Zorrilla), algo que no puede probarse por el momento.

la balsa de la medusa análisis

El cuadro está ejecutado con pinceladas largas y fuertes, muy marcadas y visibles, como harían posteriormente los impresionistas franceses, excepto en el cuello y el rostro de la mujer, donde la pintura está más difuminada.
Seguramente, más que un retrato, es una especie de homenaje a la belleza femenina, ya que no cumple los cánones y requisitos académicos de un retrato convencional, de hecho, la visión de Goya es bastante moderna y contemporánea, adelantándose a Courbert en lo que posteriormente se llamará Realismo.

La lechera de burdeos comentario 2022

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad