Contexto historico y social del vanguardismo

Publicado el Por admin
Contexto historico y social del vanguardismo

Literatura vanguardista

Opuesto al impresionismo realista y al naturalismo con sus pretensiones deterministas y racionalistas, el expresionismo defendió una postura más intuitiva y subjetiva del arte, en la que tuviese un rol protagónico la interioridad del artista. Por ello se entiende el expresionismo más como una actitud ante el arte y la vida que una tendencia artística homogénea.
De hecho, numerosos creadores de diversos estilos, intereses y tendencias se congregaron en el expresionismo, lo cual hizo de él un movimiento heterogéneo y sin demasiadas características propias reconocibles.
El expresionismo suele entenderse como la deformación de lo real para reflejar el contenido subjetivo del ser humano, es decir: en vez de copiar lo real fielmente, como proponía el realismo, o de copiar un vistazo del mismo (una “impresión”) como el impresionismo, los expresionistas preferían moldear la realidad hasta hacerla reflejar aquello que se encontraba dentro de ellos: obtener una “expresión” de su subjetividad.

autores principales del vanguardismo

El vanguardismo (también conocido por su nombre en francés, avant-garde /avɑ̃ɡaʁd/)[1]​ se refiere a las personas y a las obras experimentales e innovadoras, en particular en lo que respecta al arte, la cultura, la política, la filosofía y la literatura; representa un empuje de los límites de lo que se acepta con la norma o statu quo, sobre todo en el ámbito cultural.[2]​
El término también hace referencia a la promoción de reformas sociales radicales; fue este sentido el que evocó el adherente a Saint-Simon, Secante Rodrigues, en su ensayo «L’artiste, le savant et l’industriel» («El artista, el científico y el industrial», 1825), el cual contiene el primer uso registrado del término «vanguardia» en su sentido ahora habitual: allí, Rodrigues pide a los artistas «servir como el vanguardismo [de la gente]», insistiendo en que «el poder de las artes es, de hecho, la forma más inmediata y rápida para la reforma social, política y económica».[4]​
Desde el punto de vista histórico, el primer tercio del siglo xx se caracterizó por grandes tensiones y enfrentamientos entre las potencias europeas. Por su parte, la Primera Guerra Mundial (entre 1914 y 1918) y la Revolución bolchevique (en octubre de 1917) fomentaron las esperanzas en un régimen económico diferente para el proletariado.

características del vanguardismo

El vanguardismo es un conjunto de diversos movimientos artísticos que surgieron a principios del siglo XX, en un contexto muy convulsionado a nivel político, económico y social. Tuvo su mayor desarrollo en Europa (especialmente en Francia) y, más tarde en Hispanoamérica (especialmente en Argentina y México).
El término vanguardia (de origen militar y político) significa “guardia avanzada”. Comenzó a utilizarse como metáfora para las actitudes culturales de fines del siglo XIX, en especial a las corrientes literarias y artísticas, que confrontaban el orden actual establecido.
El vanguardismo representa un arte impregnado por el radicalismo y la crítica política, social y estética, por lo que las ideologías socialistas, anarquistas, comunistas y apolíticas eran frecuentes entre los artistas de vanguardia.
Los artistas, sus ideas y su diversidad de estilos, eran aceptados de manera colectiva entre los vanguardistas, a modo de escudo contra el resto de la sociedad ortodoxa. La vanguardia se refiere a un grupo, no a solo a un individuo innovador.

poesía vanguardista

El vanguardismo (también conocido por su nombre en francés, avant-garde /avɑ̃ɡaʁd/)[1]​ se refiere a las personas y a las obras experimentales e innovadoras, en particular en lo que respecta al arte, la cultura, la política, la filosofía y la literatura; representa un empuje de los límites de lo que se acepta con la norma o statu quo, sobre todo en el ámbito cultural.[2]​
El término también hace referencia a la promoción de reformas sociales radicales; fue este sentido el que evocó el adherente a Saint-Simon, Secante Rodrigues, en su ensayo «L’artiste, le savant et l’industriel» («El artista, el científico y el industrial», 1825), el cual contiene el primer uso registrado del término «vanguardia» en su sentido ahora habitual: allí, Rodrigues pide a los artistas «servir como el vanguardismo [de la gente]», insistiendo en que «el poder de las artes es, de hecho, la forma más inmediata y rápida para la reforma social, política y económica».[4]​
Desde el punto de vista histórico, el primer tercio del siglo xx se caracterizó por grandes tensiones y enfrentamientos entre las potencias europeas. Por su parte, la Primera Guerra Mundial (entre 1914 y 1918) y la Revolución bolchevique (en octubre de 1917) fomentaron las esperanzas en un régimen económico diferente para el proletariado.

Contexto historico y social del vanguardismo of the moment

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad