Comentario de san martin de fromista

Publicado el Por admin
Comentario de san martin de fromista

San martín de tours de frómista

La construcción de la iglesia se inició en la segunda mitad del siglo XI por voluntad de la reina Muniadona de Castilla, como parte de un monasterio, ya desaparecido. La iglesia se menciona por primera vez en 1066, y está relacionada estilísticamente con otros edificios románicos del Camino de Santiago, como la Catedral de Jaca o San Isidoro de León.

En 1118 fue asignada al priorato benedictino de San Zoilo en Carrión de los Condes. Los monjes abandonaron el lugar en el siglo XIII, cediéndolo a Don Juan Gómez de Manzanedo. Durante varios cambios de propiedad en los siglos siguientes, la iglesia recibió varios añadidos en el siglo XV: un campanario sobre la cúpula original y una sacristía. Después de la Edad Media empezó a decaer y en el siglo XIX fue declarada no apta para su uso como iglesia.

En 1894 fue declarada Monumento Nacional y se inició una restauración[cita requerida] que devolvió la iglesia a su estado original, eliminando numerosos añadidos posteriores. La iglesia se reabrió al público en 1904.

Frómista, españa camino

Con una cabecera triabsidial, presenta en su crucero una cúpula que descansa sobre trompas. El espacio de las naves se cubre con una bóveda de cañón reforzada con arcos transversales. Todo el edificio fue objeto de una profunda restauración llevada a cabo por el arquitecto Manuel Aníbal Álvarez a principios del siglo XX. Cuenta con una rica colección de capiteles y canecillos repartidos por todo el templo con una amplia variedad temática.

El Cerrato Palentino es un territorio ondulado, coronado por varias colinas, de acuerdo con las cuales la zona recibió su nombre. Es una extensa comarca con más de 1700 kilómetros cuadrados situada en el sur de Palencia.

El río Pisuerga, sus afluentes y arroyos aportan frescura y verdor con su vegetación de ribera. Aquí dominan los tonos ocres, dejando ver entre ellos el verde de los pinos, encinas y carrascas. Entre las colinas y los cultivos que dominan la línea del páramo destacan pueblos que te proponemos visitar.

Con esta ruta te proponemos, compañero de viaje, conocer el norte del Cerrato. Así, comenzamos nuestro viaje en Astudillo, donde podemos disfrutar de un rico conjunto Histórico-Artístico. El Arco de San Martín y los Restos del Castillo de la Mota (Bien de Interés Cultural) son lo que queda de la antigua villa fortificada. Podemos visitar el Monasterio de Santa Clara, que está construido en parte sobre lo que fue el Palacio del Rey Pedro I. Hoy en día se encuentra allí un interesante Museo.

Iglesia católica de san martín de frómista, españa

Se concede permiso para copiar, distribuir y/o modificar este documento bajo los términos de la Licencia de Documentación Libre de GNU, Versión 1.2 o cualquier versión posterior publicada por la Fundación para el Software Libre; sin Secciones Invariantes, sin Textos de Portada y sin Textos de Contraportada. Se incluye una copia de la licencia en la sección titulada GNU Free Documentation License.http://www.gnu.org/copyleft/fdl.htmlGFDLGNU Free Documentation Licensetruetrue

Este archivo contiene información adicional, como los metadatos Exif, que pueden haber sido añadidos por la cámara digital, el escáner o el programa de software utilizado para crearlo o digitalizarlo. Si el archivo ha sido modificado respecto a su estado original, algunos detalles como la marca de tiempo pueden no reflejar completamente los del archivo original. La marca de tiempo es tan precisa como el reloj de la cámara, y puede ser completamente errónea.

Iglesia de san martín

Como muchas ciudades y pueblos medievales, Frómista debe su existencia a la presencia de un monasterio cuya importancia y necesidades habrían generado un asentamiento a su alrededor. Nos referimos al monasterio de San Martín, fundado en 1066 por la viuda del rey Sancho el Mayor que, tras la muerte de su marido, se retiró a vivir a su Castilla natal.

La construcción del monasterio se desarrolló a lo largo de varias décadas, dando lugar a una extraordinaria obra románica en torno al año 1100, cuya arquitectura, en el caso de la iglesia, no difiere mucho de la que puede verse en la actualidad, ya que fue completamente restaurada entre 1894 y 1904, lo que convierte a la iglesia de San Martín de Frómista en uno de los edificios románicos mejor conservados.

La iglesia es de planta basilical, con tres naves de cuatro tramos y crucero de brazos reducidos. De su exterior destacaríamos en primer lugar el juego de volúmenes, la gran nitidez con la que se recortan los diferentes volúmenes del edificio, de forma limpia y armoniosa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad